Sexualidad y Anorexia

A lo largo de mi vida, la sexualidad ha sido mi gran dificultad.

Ya en la adolescencia me parecía un caos comprender mis cambios físicos, mi feminidad, la menstruación, y esa revolución hormonal difícil de sostener por mi, y por mi entorno. Empezar a identificarme con la mujer e ir desindentificandome de la niña, y empezar a construir una identidad sexual adulta, me sumergió en un periodo de caos. Mi cuerpo empezó a tener especial relevancia, mi imagen, mis sensaciones. No ayudó el hecho de haber sido abusada en mi infancia. De por si el proceso de la pubertad es complejo, y si sumamos, la experiencia traumática en la infancia, ayudó a desarrollar síntomas como el trastorno de alimentación, comportamientos obsesivos compulsivos, ansiedad, entre otras, dificultad para establecer relaciones personales y sexuales sanas.

Desdoblarme y ausentarme de mi cuerpo, son mecanismos que he aprendido desde muy pequeña, ¿ de que otra manera sobrevivir a los abusos?. Vivir el cuerpo desde fuera de mi, no conectando con lo emocional y las sensaciones, para no sentir el dolor, la frustración y el sufrimiento. Y a la vez el cuerpo como espacio donde se da la vida, y donde quedan registradas todas las experiencias vividas, por mucho que quisiera no conectar, allí estaba, mandándome continuos mensajes. Una continua llamada a mi ser, para volver. Volver a sentirme, a mirarme y tomar la responsabilidad de hacerme cargo de mi.

La anorexia y bulimia fueron los grandes mensajeros, en este proceso, de sanar mi sexualidad, y afrontar los abusos vividos en la infancia. A través de la anorexia contacte con el dolor profundo, con la rotura emocional y con el trauma. Con el control y la rigidez. Como anoréxica en ese momento, trataba de purificar mi cuerpo, vaciar, y expresar el dolor, como si de un ritual espiritual y místico se tratase. La sexualidad me parecía algo sucio, agresivo, y peligroso, e incluso violento, y no me refiero a una violencia física, sino emocional, invasión de mi, perdida de control.

La bulimia, me ponía en continuo contacto con la necesidad de placer, de vivir. Como bulímica, me comía la vida, la sentía, la disfrutaba y después la vomitaba, me sentía sucia, avergonzada, y descontrolada. Y así vivía mi sexualidad, desde esa otra parte. Exploraba mi sexualidad, a veces con un hambre feroz, que me llevaba a mantener relaciones, insanas, en busca de saciar mi hambre emocional, y también sexual, me entregaba, me iba de mi, y al acabar cuando regresaba no podía sostener la experiencia vivida, tenia que vomitarla. Me sentía sucia, avergonzada, perdida, invadida, y descontrolada.

Siempre entre una continua pulsión entre vaciar y llenar, placer y displacer, vivir o morir. Estos mecanismos hoy muy iluminados, campaban a sus anchas por mi inconsciente, cosa que era tremendamente compleja, aunque hoy pueda darle cierta claridad.


Desde el miedo profundo y la confusión, a la sexualidad. Llegué a comprender mi continua negación a los cambios corporales, que me mostraban la madurez, y el cambio de etapa.

Desde una mirada Gestalt, la retroflexión es el mecanismo de defensa que va unido a la anorexia y bulimia. Retroflexión significa literalmente " volver atrás en contra". Me hago a mi, lo que no le hago a los otros, es decir, " me odio para no odiarte". O quiero mantener mi cuerpo en la etapa de niñez, para no enfrentarme a mi madurez y adentrarme a la sexualidad. Y por otro lado siempre me fue mas fácil odiarme a mi, que a mis abusadores.


La sexualidad es mas allá de la coitalida. La sexualidad como intimidad, como desnudez, no solo como algo física, sino también emocional y psíquica nos abre las puertas a revisar nuestra historia pasada, para tener una sexualidad aquí y ahora. Requiere de revisar del propio dolor, para tener una entrega a la vida, y darnos permiso al disfrute del placer. Los trastornos de alimentación como la Anorexia y la Bulimia son mecanismos neuróticos, que ponen de manifiesto nuestra dificultad de ir hacia la vida y el disfrute. Y nos advierten de explorar las dificultades frente a la sexualidad.



Elisabet Martín

Terapeuta Gestalt

Apoyo Emocional Trastornos Alimentación y Abusos.



94 vistas

© 2020 Creado por Terapeuta Elisabet Martín con Wix.com