CONFLICTOS CON LA ALIMENTACIÓN

Las dificultades que tenemo con la comida hablan de nuestro mundo emocional. Son síntomas que nos avisan de la existencia de conflictos internos y ponen de manifiesto la dificultad para expresar lo que sentimos.


Nuestras luchas internas son acalladas en muchas ocasiones a base de llenarnos la boca de comida, para no pronunciar palabras cuya carga emocional puede asustarnos.


La boca que se cierra y se abre a la comida es la misma que quiere hablar.


La comida cubre nuestra necesidad biologica pero tambien evoca nuestros deseos vitales, deseos que se inscriben en nuestro mundo interno.


Las dificultades con la alimentación son una manera de expresar sentimientos que no pueden ser dichos, así como las emociones que no pueden ser reconocidas o los afectos que desde nuestro inconsciente intentan manifestarse.


Negarse a comer puede ser un intento de afirmarse internamente o una forma de expresar que la vida no tiene sentido si falta el alimento afectivo. Puede esconder una tristeza, o puede estar demandando la presencia de alguien. Comer de forma compulsiva o descontrolada sireve, por lo general, para aliviar o reducir la angustia.


Desamor, abandono, culpa, rabia, celos, rivalidad, angustia o tristeza son algunos de los sentimientos que pueden estar intentando expresarse tras los conflictos con la alimentación.


El cuerpo habla, cuando nuestra boca no pronuncia lo que sentimos, traga para aliviar la tensión emocional. Parar y sentir que nos ocurre, ponerle palabras, puede ayudarnos a contener el ansia de comer.





9 vistas

© 2020 Creado por Terapeuta Elisabet Martín con Wix.com